Visitante inesperado

cernicalo
 
cernicalo
 
cernicalo
 
cernicalo

Pepi

Pepi – nuestra guardia jurado particular


 

Ayer llegó este visitante inesperado. Un joven cernícalo (?) que, en uno de sus primeros vuelos, no se le ocurrió otra cosa que venir a comerse algún gusanito de nuestro jardín pero se encontró con Pepi, que estaba de haciendo su ronda de guardia jurado anti-aves y le dió un susto de muerte. El pobre se quedó en estado de shock y no conseguía reemprender el vuelo. Pepi no paraba de ladrar y estaba temblando de los nervios. Tuvimos que meterla dentro de casa por miedo que no le diera un ataque cardíaco a la pobre rapaz y, al mismo tiempo, a la perra. La dejamos en un rincón del jardín bajo unos arbustos para que se le pasara el susto. Y decidimos llevarla al bosque para ver cómo reaccionaba. Pensando que si seguía aturidida tendríamos que llamar a la protectora de animales.
Sin embargo, nada más abrir la puerta del coche, el joven cernícalo emprendió el vuelo como si nada. Nos quedamos más tranquilos.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Print Friendly
Deja tu comentario - Leave a comment